Saltar al contenido

Mudanzas Nacionales

Mudanzas Nacionales

 

Hasta no hace muchos años  las mudanzas nacionales no eran demasiado comunes. Es cierto que había mudanzas por trabajo, pero era muy raro que una persona cambiase de ciudad y moviese todo su hogar.

Ahora eso ha cambiado y hacer una mudanza es lo más normal, sobre todo hacia ciudades como Madrid o Barcelona, lugares en donde se concentra el trabajo en especial de determinados sectores como la informática, al tener las empresas su sede allí.

Al ser algo normal cada vez hay más empresas que ofrecen este servicio de mudanza nacional, algo que podrás comprobar buscando sobre mudanzas en Google. Si haces una búsqueda te saldrán todas las compañías que ofrecen este servicio en tu zona, con los datos de contacto para que puedas hablar con ellas y solicitar varios presupuestos sin moverte de casa.

Al elegir empresa evita a los piratas

Antes de seguir hablando sobre las mudanzas me gustaría darte un aviso para que no cometas un terrible error, uno como contratar a un pirata que se anuncia para hacer transportes, unos anuncios que podemos ver en páginas de compra y venta que no vamos a nombrar.

Estas personas son particulares con una furgoneta o un pequeño camión que se ofrecen como si fueran profesionales de los traslados, pero que en realidad no son más que piratas con poca experiencia y que no te dan ningún tipo de garantía.

Su gancho son los precios, ya que casi siempre son más bajos que los de un transporte profesional,  ojo porque incluso pueden tener la desfachatez de cobrar más que una empresa de mudanzas legal, precio que se debe a que apenas tienen personal, si lo tienen no les pagan o les pagan una miseria y además ni siquiera están dados de altas como empresa.

Se detectan enseguida, pues se suelen anunciar en las páginas de compra y venta, aunque a veces tienen la apariencia de una empresa legal. Uno de los datos en los que nos podemos fijar para evitarlos y que no nos engañen es en  que no suelen hacer presupuesto.

Además si haces una búsqueda te saldrán para hacer los traslados a cualquier ciudad de España, ya sea Sevilla, Murcia, o Tenerife, siempre con el mismo texto  plagado de faltas de ortografía y con las mismas fotos.

Estas supuestas “empresas” te harán el traslado sin garantía alguna,  lo que significa que te pueden perder los muebles, los pueden romper, pueden robarte algunos de ellos o incluso es posible que tus objetos nunca lleguen al lugar de destino.

En esto caso, ¿A quién le vas a reclamar? No podrás reclamar a nadie por tus enseres, puesto que no están constituidos como empresa y una vez que han cobrado lo más normal es que no vuelvas a saber de ellos.

Si quieres ahorrar contrata lo justoAhorra en tu mudanza

Ya hemos visto que no hay que tratar con empresas piratas,  y ahora vamos a hablar de lo que más importa a todo aquel que va a hacer una mudanza, el precio.

El  precio de las mudanzas es alto, ya que una empresa que se dedica a esto y presta atención a sus clientes tiene unos costes que cubrir. Para imaginarte los costes piensa en un viaje de un camión grande de Vizcaya a Málaga, por poner un ejemplo o de Navarra a Alicante.

El coste del diésel es enorme y lo mismo el coste del equipo que llevan, tanto las máquinas como el equipo humano, personas que están sometidas a grandes esfuerzos  al tener que cargar muebles a diario.

Nadie da nada gratis aunque si queremos ahorrar algo de dinero podemos hacerlo siguiendo una serie de sencillos consejos.

Podemos empezar por las cajas, que aunque no son más que cartón tienen un coste el cual se incrementa por la cantidad que necesitamos. Para ahorrar en este aspecto podemos ir pidiéndolas en los comercios que frecuentamos, quedándonos con las fuertes, las que aguanten más peso.

Otra cosa que podemos hacer para gastar menos dinero es encargarnos del desmontaje, del montaje y del posterior embalaje. Esto se puede hacer con mucha calidad aunque no se tenga demasiada experiencia y ahorrará mucho en el precio final.

La planificación también nos servirá para gastar lo menos posible, pues gracias a ella podemos ahorrar el precio de los guardamuebles y de los trasteros, haciendo coincidir la salida de nuestro hogar con la llegada a la nueva vivienda.

Es posible que el precio de la mudanza varíe según tu provincia

Siguiendo  con los precios es más que probable que éste varíe según donde vivas. El nivel de vida de Vizcaya no es el mismo que el de La Coruña o de Pontevedra, por lo que los precios pueden variar.

Si vives en una comunidad como La Rioja, con un buen nivel de vida puedes hacer preguntas en tu entorno más cercano, a familiares amigos y terceros para tratar de averiguar dónde puedes obtener el mejor precio.

La información en estos casos lo es todo  y aprovecharemos que no es una mudanza internacional, que nos podemos comunicar en español para recabar experiencias, precios e incluso hablar con compañías de transporte de provincias vecinas.

Por ponerte un ejemplo, si vives en Lleida no dudes en llamar a empresas de Tarragona, ya que al estar cerca se moverán para darte el servicio, pues el coste de moverse es asumible, un coste que no sería asumible si quisieses que una empresa de Córdoba fuese a Cantabria a por tus muebles, para llevarlos a Madrid (aunque siempre puedes intentarlo)

Si el dinero no es problema no te compliques

Antes hemos visto el escenario de una persona que tiene que ahorrar la máxima cantidad de dinero, de buscar empresas económicas y poner él la mano de obra para hacer la mudanza.

En el caso de que las condiciones sean otras, que hayamos ahorrado para la mudanza, lo mejor es pedir un traslado puerta a puerta, un servicio que va a mejorar mucho la experiencia traumática que supone una mudanza.

Este servicio lo dan incluso las pequeñas empresas y supone que ellos se encargan de todo en origen y el cliente se lo encuentra todo montado cuando llega a su nueva casa, sin preocuparse más de estar disponible al teléfono por si hay alguna incidencia.

Poniendo un ejemplo, cambiarse de comunidad, irse a Valencia, a Asturias o hacer un cambio de vivienda dentro de la propia provincia es rápido y fácil, adjetivos que no suelen ir unidos a las mudanzas.

Este servicio se ofrece para todas las comunidades e incluso para las islas. Irnos a Las Palmas o a Las Baleares  es un poco  más complicado que hacerlo a Valladolid, a Girona o a Cádiz, pero las empresas de mudanzas tienen un gran compromiso con las mudanzas nacionales y no tienen problema en llevar tus pertenencias a las islas.