Saltar al contenido

Mudanzas España Italia

Mudanzas España Italia

 

Dentro de los países de la Unión Europea Italia es otro de los destinos de los españoles que emigran por temas familiares, de trabajo e incluso de estudios aprovechando la afinidad entre los dos idiomas.

Es por ello que vamos a hablar sobre las mudanzas desde España al país transalpino, unas mudanzas que tienen ciertas particularidades, pues dependiendo la zona de España en la que vivamos y la zona de Italia a la que nos mudemos, el traslado puede ser muy sencillo, casi como uno nacional.

A la hora de planificar la mudanza primero estudiamos el destino

Como he dicho antes, dependiendo del trayecto, la mudanza puede ser sencilla, sobre todo en el caso de que vivamos en la zona este de España y queramos ir a la zona sur de Italia, a lo que se conoce como “el taco de la bota” o a Sicilia.

En este caso y gracias a que estamos en la UE los traslados pueden ser casi tan sencillos como los que hacemos en España, pues gracias a los ferris se puede atravesar el mar con uno o varios vehículos en un día.

Mudarnos por nosotros mismos España FranciaDecidimos el tipo de mudanza 

Por eso, si tenemos tiempo y queremos ahorrar dinero podemos realizar mudanza nosotros mismos, cargar nuestros enseres previo embalaje y lanzarnos a la vivir la experiencia no sin antes recopilar un poco de información, la cual puedes encontrar en esta página.

No es un trasporte complicado, sobre todo si se dan las condiciones que hemos visto en el primer trayecto. De todas maneras, como siempre antes de hacer el traslado hay que coger la calculadora e ir sumando los gastos, además de planificar muy bien antes la forma en que vamos a llevar a cabo el viaje o los viajes que necesitemos.

Otra cosa es que tengamos que irnos a la zona centro, como por ejemplo Roma o Florencia (esta ciudad no tiene puerto lo que complica un poco las cosas), o a la zona norte del país, como Milán o Turín.

Aquí las cuentas para hacer la mudanza por nosotros mismos ya no salen por lo que es mejor recurrir a las empresas del ramo, un consejo que vale igual para aquellos que no tengan ganas de meterse en el jaleo de una mudanza, menos aun cuando hay que ir a otro país en el que no se habla español y comunicarse puede ser complicado.

Encontrar una empresa que te haga la mudanza no es complicado, más desde que Internet ha facilitado mucho el contacto, haciendo que la oferta de empresas de transportes sea muy amplia, pues ahora no tienes que limitarte a las que hay en las ciudades cercanas, sino que puedes contratar los servicios  compañías repartidas por todo el territorio nacional.

Obtener un presupuesto es cada vez más sencillo

Se pueden obtener presupuestos por Internet de una forma muy rápida, de manera que se puede tener un precio aproximado, para lo cual tenemos que dar un poco de información a la empresa, rellenar un formulario con los muebles que vamos a llevar, su tamaño, etc.

Hay decenas  de páginas que nos dan presupuesto o precios sin compromiso alguno, aunque tienes que saber que es una aproximación, ya que las tarifas finales dependerán del tipo de servicio.

Todo esto lo puede hacer el cliente, nosotros, gratis, sin moverse de casa, rápido, lo cual no era posible hasta no hace tanto tiempo, por lo que las mudanzas internacionales a Europa  se han hecho más sencillas gracias a la red de redes.

¿Qué podemos esperar de la empresa escogida?

Una vez que tenemos los presupuestos llega el momento de elegir a una empresa para transportar nuestras pertenencias por varios países, España, Francia e Italia si elegimos la vía terrestre.

Respondiendo a la pregunta de más arriba si hemos elegido bien podemos esperar un transporte internacional de calidad y seguro  desde el origen al destino, para lo cual mi consejo es que elijáis  una empresa que lleve muchos años dedicándose al transporte de mobiliario.

Además,  y dependiendo de nuestro presupuesto, la empresa se encargará de la carga de los muebles, del desmontaje de los muebles  en origen y del montaje en el destino, de meterlo todo en cajas adecuadas e incluso del almacenaje en guardamuebles de su propiedad si pasan días entre que se prepara la mudanza y se cargan los muebles, que es lo normal en  una mudanza internacional.

También harán por nosotros algo en lo que pocas personas piensan: gestionar el tema legal para poder descargar los muebles, pues un vehículo grande no puede realizar una parada de varias horas en una zona céntrica de la ciudad.

Para hacerlo hay que pedir permisos y descargar dentro del plazo que otorga el ayuntamiento, un plazo que no será amplio, de manera que es importante que los trabajadores tengan experiencia al realizar la descarga de los enseres.

¿Puedo llevar vehículos?

Casi todos nosotros tenemos uno o varios vehículos con los que realizamos muchos km al año, pero lo cierto es que realizar un trayecto de España a Italia es una paliza, sobre todo en el caso de las motos, que puede durar varios días.

Si quieres puedes irte conduciendo tu propio coche, lo que puede ser una experiencia bonita, pero en una mudanza suele haber un poco de estrés y de tensión, por lo que lo mejor es que dejes el transporte a la empresa que te lleva los muebles.  Desde luego, yo sólo lo recomendaría a aquellos que tengan un buen coche, potente y a los que les guste mucho conducir.

La misma compañía que te hace los portes te puede llevar los coches o las motos que tengas sin problema. Basta con que les ofrezcamos nuestros vehículos con las condiciones que ellos nos digan.  Tendremos que prestarles la documentación, y nos los dejarán en el destino junto al resto de nuestras pertenencias.

En otro tipo de mudanza internacional quizá lo mejor es comprar un coche en el destino, pero en Italia conducen por el mismo lado que nosotros, las señales son las mismas y el papeleo no es complicado, aunque lo mejor es que la empresa de mudanzas te ayude y te asesore para que dejes todos tus vehículos preparados para circular de manera legal por Italia.

Lo normal es que el transporte de los vehículos se haga por barco, usando para ello un contenedor de carga, por lo que tienes que tener en cuenta que desde que salen de España hasta que lleguen a Italia pueden pasar cuatro o cinco días, quizá un poco más mientras se hacen los trámites burocráticos para que puedas circular por carretera.

Es bueno que lo sepas por si te sales antes o al mismo tiempo que tus vehículos, lo que significa que tendrás que alquilar uno o usar el transporte público hasta que te lleguen y los preparen para que puedas circular con ellos por Italia, un país que tiene fama de tener a los peores conductores de Europa, una conducción a la que tendrás que acostumbrarte.