Saltar al contenido

Mudanzas España Argentina

Mudanzas Internacionales España Argentina3

 

Una mudanza a Argentina desde España no es una mudanza cualquiera, puesto que nuestros efectos personales  van a tener que recorrer medio mundo,  literalmente.

Por eso, cuando hagamos la mudanza hay que busca una empresa con una experiencia muy dilatada,  una compañía que lleve muchos años haciendo este tipo de trabajos y que sea capaz de transportar nuestros efectos personales  y también nuestros vehículos, pues lo cierto es que comprar un coche en América Latina es carísimo por temas de importación e impuestos.

¿Cómo comienza el proceso de una mudanza a Argentina?

El proceso comienza cuando contactamos con varias empresas para solicitar  presupuesto, un cálculo que se hará tras la visita de uno de los comerciales a casa, el cual verá todo lo que queremos llevar.

Aquí, a diferencia de lo que pasa con las mudanzas nacionales, no se suele dar presupuesto online, pues el proceso es “más delicado”, tanto por el transporte en el barco como por la aduana.

Una vez que aceptamos el presupuesto y contratamos los servicios que creemos convenientes comienza la mudanza en sí, con el embalaje de nuestros enseres para ser llevados a las instalaciones de la empresa, en donde se guardan hasta que se pueda cargar el contenedor  en el barco.

Para el transporte de las cajas lo normal es que acuda un camión de la empresa a casa a nuestro domicilio, un camión que puede tener elevador, con el cual la mudanza es más sencilla en la ciudad, en donde la carga de los muebles  suele ser complicada porque todo el mundo vive en pisos.

Eso hace que bajar un sofá y enseres similares sea difícil, pues no caben en el ascensor y bajarlos por la escalera a veces es casi imposible porque literalmente no se puede maniobrar mientras bajamos los escalones y pasamos por el rellano.

El servicio de elevador lo hace todo más fácil, cómodo y seguro. La empresa primero pide permiso en el ayuntamiento para poder aparcar en la puerta. Tras solicitar el permiso el ayuntamiento lo concede y nos exige el pago de unas tasas, que no suelen ser elevadas.

Con este permiso ya se puede hacer la carga con seguridad. El camión aparca en la misma puerta, pues gracias al consentimiento del ayuntamiento se habrán puesto placas  para que nadie aparque ese día, se asegura, se ponen unas señales para que se desvíe el tráfico y se carga.

Mudanzas España ArgentinaEl siguiente destino de nuestros enseres suele ser el guardamuebles

Ya hemos dicho que las mudanzas internacionales tienen poco que ver con las que se hacen dentro de España, de manera que el siguiente destino de nuestras pertenencias es un guardamuebles de la empresa que hayamos contratado.

Esto se hace así porque el envío no se hace de un día para otro, es decir, que desde que se recogen nuestros muebles hasta que se llevan al puerto pasan días o incluso semanas,  pues los barcos no salen a diario.

En este momento la empresa suele aprovechar para hacer la documentación necesaria para los agentes de aduanas de ambos países, puesto que al ser una mudanza fuera de Europa no queda más remedio que pasar por las aduanas, algo que en España ya hemos olvidado.

Las aduanas

Aquí hay que dejarse asesorar por la empresa de transportes que hayamos elegido. Ellos serán los que nos digan qué podemos llevar y qué no, puesto que no se puede meter lo que queramos a Argentina.

Un ejemplo de cosas que no podemos llevar a nuestro destino son plantas vivas o sustancias inflamables. De igual manera hay que tener cuidado con la cantidad de alcohol, pues si queremos llevar con nosotros algunas botellas sólo podremos introducir en el país una cantidad razonable y mediante permiso.

En esas aduanas también hay que declarar el auto que queremos llevar  nuestro destino argentino. Si vale menos de 15.000 dólares no tendrás que pagar aranceles, pero si vale más habrá que pagar según las tablas que tengan en Argentina. La cantidad te la puede decir la empresa de mudanzas, que mirando el coche te podrá hacer una estimación.

Con las mascotas también hay que tener cuidado. No hay que hacer ningún trámite especial para que entre en el país, pero lo mejor es preguntar de nuevo a la empresa de mudanzas, para que nos expliquen qué es lo que suelen pedir.

Llevarla en buenas condiciones, con las vacunas al día, las desparasitaciones y un informe veterinario que certifique su buena salud no es una mala idea.

De todas maneras, para informarse más a fondo lo mejor es pasar por el consulado argentino que tengas más cerca, ya que ellos son los que mejor te pueden informar para no tener problemas a la hora de entrar a la República Argentina con tus pertenencias, aunque las empresas que se dedican a llevar los muebles y a hacer este tipo de trámites saben muy bien todo lo que necesitas para no tener problemas con las aduanas. En este caso, y como se suele decir, la experiencia es un grado.

¿Cómo van a ir nuestros enseres a Argentina?

Los envíos con nuestras pertenencias se suelen hacer en un barco en la inmensa mayoría de las ocasiones, dentro de contenedores.

Es una forma segura y económica  de llevar mercancías que se lleva usando años y con la que no suele haber problemas.

El avión es otra de las posibilidades, pero se suele descartar porque hay que pagar unas sumas de dinero enormes, lo que hace que la mayoría de personas opte por hacer este tipo de mudanzas internacionales en contenedores.

Como es dicho antes es una forma segura de viajar, pero lo normal es contratar un buen seguro que cubra las posibles pérdidas y roturas, un seguro que nos ofrecerá la empresa de transportes si no va incluido en el precio.

Si no lo incluyen contratadlo, ya que aunque todos los días millones de contenedores viajan alrededor del mundo sin incidencias, nunca se sabe cuándo puede haber un accidente o incluso un robo.

Los contenedores pasan por muchas manos desde que se cargan hasta que se abren, por lo que en este caso lo mejor es contratar el seguro aunque el pago final se incremente un poco.

En cuanto a los días que van a tardar en llegar vuestras pertenencias a vuestro nuevo hogar, hay que contar con varias semanas o incluso más de un mes. El contenedor puede tardar más de tres semanas y luego hay que llevar los enseres a casa.  Aquí se puede tardar un día o varios, que es lo normal, dependiendo de dónde vivas, pues no es lo mismo llevar los muebles a Buenos Aires, que a un pequeño pueblo de una provincia interior y perdida.

Algo importante a tener en cuenta cuando recogemos el contenedor

Seguro que la empresa te informará de esto, pero cuando mandas un contenedor lo usual es que esté a tu nombre, que consten tus datos para cuando vayas a recogerlo, más teniendo en cuenta que hay que hacer trámites en aduanas y que es posible que haya que pagar, dependiendo de lo que queramos importar.

Es posible que a alguno de vosotros le extrañe el término “importar” cuando hablamos de mudanzas, pero para Argentina eso es lo que estás haciendo, una importación de objetos desde la Unión Europea, desde España.

En muchas ocasiones al ser de particulares no hay problema con estas importaciones, pero al fin y al cabo hay que pasar por aduanas, declarar lo que lleva el contenedor, que puede ser inspeccionado, etc.

Dicho esto, al recoger tu contenedor tu situación en Argentina ya tiene que estar regularizada. Como turista de la Unión Europea puedes estar allí tres meses sin visado, pero esta no es la situación en la que te vas a encontrar, ya que si haces una mudanza imagino que es para establecerte allí.

Eso supone que tendrás que obtener el visado que se corresponda con la actividad que vas a realizar en este país, o lo que es lo mismo, que tendrás que tener residencia legal en ese país para hacerte cargo de tus pertenencias.

Te explico esto porque creo que es algo muy importante, una cosa muy a tener en cuenta para que no dejes los trámites para última hora, para que no los dejes pasar al ser necesarios para poder tener tus pertenencias contigo cuanto antes.

Un truco para aprovechar el espacio si llevas un coche

Es bastante común llevarse el coche a Argentina, puesto que como he dicho antes allí son más caros que en Europa. Además, con el coste de la mudanza lo normal es que la economía no esté para muchos gastos.

El problema es que el coche ocupa una buena parte del contenedor. En muchas ocasiones el coche se mete en el mismo contenedor en el que llevamos nuestros enseres, lo que quita mucho espacio, entre cuatro y cinco metros lineales.

¿Podemos hacer algo para aprovechar mejor el espacio? Por suerte sí que podemos hacer algo tanto si mandamos el coche en el mismo contenedor de la mudanza como si lo llevamos en un contenedor aparte.

El truco está en cargar el coche hasta el techo. Podemos meter cajas dentro del coche, pero no sólo en el maletero, sino en todo el habitáculo.

Cuando circulamos con él no podemos llevar bultos en el habitáculo, porque llevamos pasajeros y por seguridad, pero en el contenedor no van a molestar a nadie, así que lo mejor es que bajes los asientos de atrás y cargues el coche.

Es recomendable  no cargarlo con bultos muy pesados, por si se mueven y rompen algo, pero puedes meter un montón de bultos poco pesados, aprovechando todos los huecos del coche hasta el techo.

Aquí también existen las mudanzas agrupadas

En la mudanza internacional  existe un tipo de mudanza que se conoce como “agrupada”, una mudanza en la que un camión lleva los muebles de varias personas por una ruta prefijada, para que el pago final sea más reducido.

Para  este tipo de destinos, como Argentina, también existe este tipo de mudanzas, aunque hay que decir que se reducen a aquellos traslados en los que la persona viaja con lo mínimo, es decir, que lleva muy pocos enseres.

Eso permite que en origen  se llene un contenedor con los muebles de varias personas, lo que significa que al final van a pagar mucho menos. Es cierto que cada uno tendrá que hacer frente a las tasas de aduanas, si las hubiera, por separado, pero también es verdad que sólo tendrán que pagar una parte del contenedor, lo que al final abarata mucho el llevar nuestras pertenencias a Argentina.

Podemos encontrar ofertas en la mudanza a Argentina

Siguiendo con el tema de abaratar la mudanza, en las webs de mudanzas podemos encontrar alguna que otra oferta para llevar nuestras cosas a Argentina. En algunas páginas hacen descuentos según destinos, de forma que si estamos atentos podemos lograr ahorros de alrededor de un cinco por ciento.

Es posible que no os parezca mucho, pero en estos destinos un ahorro de un cinco por ciento es un buen pellizco, que por ejemplo podemos emplear para pagar las tasas de importación si tenemos que pagarlas al llegar a Argentina.

Internet nos da mucha información sobre  las empresas de mudanzas, así que sólo tenemos que aprovecharnos de ella, aunque he de advertiros que la mejor forma de ahorrar es planificar las salidas de nuestros objetos con mucha antelación, siempre que se pueda.

Con la antelación como “arma” para ahorrar, vamos a poder comparar muchos presupuestos, encontrar a otras personas para agrupar nuestras cosas si no llevamos muchos enseres con nosotros, ver qué barco es el más económico (normalmente son los más  lentos, los que hacen varias escalas antes de llegar al destino), etc.

Mudanzas & Me te puede ayudar a ahorrar con tu mudanza

Irse a vivir a otro país es caro, pues  llevar tus cosas a Argentina no es barato. Podemos usar toda la información que tenemos a nuestro alcance para ahorrar un buen dinero, pero a pesar de ello la mudanza será cara.

Sabiendo eso, lo que podemos hacer es usar páginas como esta, la de Mudanzas & Me, para ahorrarte lo máximo posible y además contratar a la mejor empresa con tu presupuesto.

En la página podrás ver el nombre de las empresas y su clasificación para ahorrarte el trabajo de pedir decenas de presupuestos. Aquí sólo verás empresas profesionales con los mejores precios.

También hay comentarios de clientes, muchos de ellos españoles que se han ido a vivir a Argentina y que han tenido que pasar por el mismo “trance” que has pasado tú, así que te pueden aconsejar sobre lo que es mejor, sobre lo que ellos harían ahora si se tuviesen que mudar y lo que no harían nunca gracias a la experiencia que han adquirido.