Saltar al contenido

Empresas de mudanzas

Mudanzas Empresas

Cuando nos vamos a mudar lo normal es buscar una empresa de mudanzas para que nos lleve los muebles hasta nuestra nueva casa, una búsqueda que a veces no es sencilla, pues ahora hay decenas de empresas con las que nos podemos poner en contacto a un solo clic, mediante Internet o incluso por mensajería instantánea.

Por eso en este artículo intentaremos explicar todo lo que hay que saber para que encuentres una buena empresa que haga una mudanza perfecta.

Mejores Empresas de Mudanzas¿Cómo encontrar una empresa de mudanzas?

Los tiempos en los que habríamos las páginas amarillas para buscar profesionales se terminaron hace mucho, puesto que Internet ha sustituido estos métodos de busca poco a poco, al ser mucho más rápido hacerlo a través de la red.

 

Dejando de lado este método de búsqueda obsoleto, lo primero que podemos hacer para encontrar una empresa para el traslado es ir haciendo preguntas a nuestros amigos y familiares, sobre a todo a aquellos que sabemos que se han mudado hace poco.

Somos un país latino y las recomendaciones funcionan muy bien, por lo que podemos buscar una empresa recabando opiniones de las personas que tenemos más cerca, opiniones con las cuales no nos será encontrar una empresa con experiencia en este tipo de traslados.

Si nadie de nuestro entorno se ha mudado, no será difícil que alguien de nuestro entorno tenga un amigo que trabaje en una de estas empresas o que conozca a alguien que lo haga, alguien de confianza que nos pueda hacer una primera criba para que nos dirijamos a gente profesional.

En algunos casos eso no funciona, bien porque nadie de nuestro entorno más inmediato ha cambiado de domicilio en los últimos años o porque la empresa que nos recomendaron no nos da mucha confianza.

 

 

Si ese es tu caso no debes preocuparte porque encontrar una empresa para que lleve todos tus objetos a tu nueva casa es tan sencillo como poner “empresa de mudanzas” en Google. Ni siquiera tienes que poner la ciudad, puesto que le buscador ya te geolocaliza y te salen las empresas del sector de tu provincia.

Puedes hacer la prueba y verás que si vives en Madrid las primeras empresas que saldrán serán las de la provincia, y lo mismo si vives en Valencia o en Málaga. Con esa búsqueda tan simple en unos segundos obtendrás decenas de empresas, dependiendo de lo grande que sea tu ciudad para comenzar a pedir presupuestos.

Entre todas esas empresas habrá varias con una buena relación calidad-precio, pero si no las encuentras no tienes que preocuparte. El segundo paso es hacer una búsqueda que se extienda a provincias limítrofes o incluso nacional, puesto que existen compañías que se dedican a hacer mudanzas en cualquier comunidad del territorio nacional, sin importar donde vivas.

¿Quieres encontrar más empresas y comparar así decenas y decenas de precios? No hay problema, pues también las puedes encontrar en los comparadores, unas webs que se encargan de hacer una comparativa similar a la que hacen las webs de seguros.

También existen páginas como esta, Mudanzas & Me, con varias empresas que han sido filtradas por calidad y por precio, de manera que dar con las empresas nacionales más idóneas para ti es más fácil y sobre todo más rápido.

¿Cómo elegimos una empresa de mudanzas?

Una vez que tenemos el presupuesto “ganador”  llega la hora de elegir esa empresa, pero no siempre elegir la que nos da el servicio más económico es la mejor opción, pues en este sector, como en todos, hay empresas con una falta de profesionalidad enorme.

A la hora de trasladar nuestros muebles necesitamos que nos den seguridad, por lo que en lo primero que nos vamos a fijar es en si la empresa nos da esa sensación cuando visitemos su oficina,  una visita obligada, puesto que aunque se puede buscar empresas por Internet, a la hora de contratar el transporte la visita a sus instalaciones es obligada.

Nos fijaremos en lo limpios que estás sus camiones, en si sus oficinas están cuidadas y también pondremos nuestra atención en su equipo humano, si parecen gente con experiencia, o si por el contrario, los trabajadores parecen demasiado jóvenes.

No hay que dudar en hablar con los trabajadores y en hacerles algunas preguntas, ya que como clientes o futuro cliente tenemos derecho a hacerlo. Es muy importante que hablemos un poco y preguntemos si los trabajadores son fijos o si están subcontratados con empresas de trabajo temporal.

Si el personal es de lo que se conoce como ETT, huye de esa empresa de transportes, pues no te van a poder ofrecer un servicio de calidad, un servicio que requiere de trabajadores bien pagados.

Otra de las cosas que denota que te estás equivocando de empresa para tu mudanza es que te ofrezcan servicios sin IVA. Una compañía seria no hace eso y si no hay seriedad a la hora de hacerte una factura, menos la habrá  en los portes.

De esta manera, si te ofrecen no pagar IVA ten por seguro que estás en el lugar equivocado y lo mejor es que rompas el trato, si es que se ha llegado a celebrar.

Hilado con el tema del IVA esta la firma del contrato. Una buena empresa de mudanzas  te hará firmar un contrato en el que se reflejen todas las condiciones pactadas, el precio de los servicios, qué es lo que has pagado y que no. Así, el que la empresa te presente el contrato y te lo explique es una buena señal.

Siguiendo con los consejos para que elijas una buena empresa de mudanzas, antes hablábamos de los camiones y de los vehículos que usan y te decía que te fijases en la limpieza, una limpieza que se tiene que ver sobre todo dentro, que es donde van a ir tus muebles. Por eso, no tengas dudas y pide que te enseñen el estado de los remolques, para que puedas comprobar que estén limpios, que el piso esté en perfecto estado, etc.

Con todos estos “tips”, te vas a ir haciendo a la idea de si la empresa que has elegido para que traslade tu hogar merece la pena o es mejor que elijas otra de las cientos que tendrás a tu disposición, vivas en la ciudad que vivas.

Hay varios tipos de empresas

Cuando vayas a visitar a las empresas o las busques por Internet, tienes que saber que hay varios tipos de empresas, siendo las más numerosas las pequeñas, las que tienen pocos vehículos y pocos trabajadores.

Aquí no podemos decir que unas sean mejor que otras, sino que dependiendo de tus necesidades puntuales, pues no es lo mismo hacer una mudanza en nuestra propia ciudad que hacerla de Barcelona a Sevilla o tener que hacer un traslado internacional.

Por norma general, para una mudanza cercana escogeremos a las empresas locales de pequeño tamaño, empresas que no suelen tener guardamuebles ni grúa y que sólo cuentan con unos pocos trabajadores y uno o dos vehículos.

Estas pequeñas empresas suelen hacer un buen servicio trasladando pisos pequeños o trasteros, aunque también pueden llevar los enseres de viviendas más grandes.

Su gran baza es la buena atención al cliente y la cercanía, además de que se suelen adaptar a nuestras necesidades mejor que empresas más grandes, que no suelen salir de los servicios que ofrecen ni de los días en los que tienen programadas sus mudanzas.

Con estas pequeñas empresas es más sencillo establecer un día de mudanza a la carta, incluso aunque éste sea festivo y también es más fácil que accedan a hacer mudanzas de pequeño nivel que otras empresas rechazan.

Dejando de lado a estas pequeñas compañías, si hablamos de mudanzas grandes dentro de España o incluso de mudanzas internacionales, tendremos que recurrir a empresas de otro nivel, a las medianas y grandes.

Este tipo de compañías están acostumbradas a tratar tanto con particulares como con empresas, tienen personal especializado y nos pueden ofrecer todo lo que pidamos, incluso embalajes especializados para colecciones de arte o para grandes muebles.

Suelen tener elevadores que pueden poner a pie de calle tras pedir un permiso, por lo que una gran mudanza es más sencilla con ellos y ofrecen cualquier servicio que pidamos, desde el embalaje al desmontaje y montaje de muebles, pasando por la venta de cajas para que embalemos nosotros o colgarnos las cortinas y las bombillas en los servicios más premium.

No es que estas empresas pongan más cuidado en que las más pequeñas, pero están a otro nivel y cuando el traslado es grande su experiencia hace que todo sea más rápido, pues tienen especialistas en todo, desde el empaquetado al montaje de muebles.

Sobre los precios siempre hay que pedir presupuestos, pero lo normal es que cuando la mudanza es grande y el destino está muy lejos su tamaño marque la diferencia por todos los tipos de rutas que tienen.

Para finalizar este apartado, deciros que lo mejor es que cojáis el teléfono porque al final os podéis llevar sorpresas en el precio, pero lo normal es que cada tipo de empresa sea más eficiente y económica en un tipo de mudanza como hemos visto.

Puedes buscar empresas por toda España

Hemos visto antes que buscar empresas de tu zona es muy sencillo y que en un momento puedes tener decenas de email y teléfonos para pedir presupuestos.

Aunque haya muchas empresas cerca de ti es posible que no encuentres la que necesitas, algo que pasa con más frecuencia a aquellos que viven en ciudades pequeñas, en las que no hay demasiadas empresas para hacer traslados, o también puede ocurrir que tu mudanza sea un tanto “rara” y requiera de una empresa especializada.

En este caso no tienes de qué preocuparte, ya que usando el buscador puedes encontrar empresas de todo el país, muchas de las cuales tienen sucursales en un buen puñado de ciudades  o si nos las tienen no tendrán problema en desplazarse hasta tu casa.

Si la empresa no tiene sede en tu ciudad es posible que te cobre algo más, pero esto es cuestión de hablarlo con ellos y de comparar presupuestos, para al final quedarte con el que más te convenga, siempre teniendo en cuenta todos los consejos que te he dado para que elijas a la empresa de mudanzas perfecta.

Las empresas internacionales

Antes hablábamos de que existían varios tipos de empresas y uno de los tipos es el que forman las empresas que hacen mudanzas internacionales, una compañías de mudanzas que tienen poco que ver con el pequeño autónomo que se dedica a hacer traslados en las proximidades de su negocio.

Estas empresas se caracterizan por ser grandes, pues el mantenimiento de todo lo necesario para hacer este tipo de traslado no permite que sean de pequeño tamaño.

Aquí no hablamos de un autónomo con su furgoneta, sino de tener varios vehículos entre ellos uno o grandes camiones de gran tonelaje con conductores expertos capaces de moverse por toda Europa de forma frecuente, un tipo de profesional que no es barato.

Del mismo modo, se necesitan instalaciones de gran tamaño, unas instalaciones que no son gratis y que se ven reflejadas en los precios de las mudanzas, aunque la competencia ha hecho que los bajen mucho.

En esas instalaciones están los guardamuebles, necesarios porque estos traslados se suelen hacer siguiendo unas rutas fijas, algo lógico pues no pueden ir cada día a un punto de Europa distinto.

Además de encargarse de mudanzas dentro de Europa, las empresas más “top” también hacen mudanzas fuera de la UE, normalmente usando contenedores de barcos o incluso el avión si el cliente lo quiere pagar y tiene prisa.

Entre los objetos que una de estas empresas puede trasladar están los coches, motos, y cualquier cosa que les pidas, pues se especializan en hacer todo tipo de traslados, por difíciles que sean.

En estos traslados el precio es mayor, pero lo cierto es que está más que justificado por la complejidad y porque tienen que tener un personal muy bien formado, con idiomas, conocimientos de leyes internacionales, etc.

Las subastas de mudanzas

No quería terminar este artículo sin hablaros de unas empresas que han surgido hace poco que se dedican a las subastas de mudanzas, un término un poco confuso que vamos a explicar ahora mismo.

Hay webs que se dedican a estas subastas, de manera que el cliente entra, pone todos los datos de la mudanza, es importante no dejarse ningún detalle, y las empresas entran a pujar a la baja.

El cliente se queda con el precio más bajo gracias a “la pelea” entre las empresas que quieren hacer el trabajo, que pujarán a la baja si les interesa y siempre hasta un determinado precio para que les sea rentable.

No es algo muy extendido en España, pero si buscas un poco encontrarás estas webs que te pueden servir para ahorrarte un buen dinero, aunque siempre es bueno tener otras alternativas, ya que lo cierto es que una mudanza tiene un coste y por el momento este tipo de subastas no dan mucha confianza.

Puedes usarlas si quieres, pero mejor que te asegures de que estás tratando con una empresa seria, como hemos visto antes, con una empresa que lleve años en el sector de la mudanza y que sepa lo que hace.

Dicho de otro modo, antes de hacer tu mudanza mediante este tipo de subastas, tienes que cerciorarte de que la empresa no se acaba de constituir para las subastas, pues eso es una mala señal, al indicarnos una gran falta de experiencia.

Mi consejo es que uses estas subastas para hacerte una idea del precio, del presupuesto que llegado el caso puedes usar para “presionar” a las empresas de mudanzas de tu zona para que te igualen el precio o al menos para que bajen el suyo.

También puedes usarlas para pequeñas mudanzas, como la de un trastero o un par de habitaciones, pero es mejor que para mudanzas grandes o incluso internacionales recurras a las empresas “de toda la vida” que podrán darte un mejor servicio, de más calidad, con más seguridad y sobre todo profesional.